En Kurdistán norte, un pueblo sin Estado reinventa la política

Reproducimos un articulo de Erdal Balsak y Jean Robert publicado originalmente por el portal Rebelion.org (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=207624) bajo licencia Creative Commons

I. Breve exposición de la propuesta política kurda y de la situación del pueblo kurdo en Turquía

Los kurdos son un pueblo sin Estado repartido entre cuatro países que son Syria, Iraq, Iran y Turquia y una diáspora diseminada en el mundo entero. La población actual de los kurdos, incluyendo la diaápora, se eleva a 40 millones de personas.

En Turquía, los kurdos democráticos no anhelan constituirse en un Estado Nación más, porque consideran que esta forma política es inevitablemente un “poder desde arriba” que aplasta a los pueblos. Para ellos, la nación democrática debe organizarse “desde abajo”, como una nación donde quepan muchas naciones o, a la manera de los zapatistas de México, como “un mundo donde quepan muchos mundos”. Sin embargo, para el movimiento kurdo, la abolición de la forma Estado no es un prerrequisito indispensable de la constitución de organizaciones democráticas locales, basadas en los municipios, sino más bien al revés. Según las condiciones y las tradiciones locales de las diversas regiones de Medio Oriente, estas organizaciones son factibles aun bajo el dominio de la forma Estado. En pocas palabras, l@s kurd@s son l@s protagonistas de la democracia radical en el Medio Oriente.

El proyecto político que los militantes kurdos proponen al Kurdistán norte (región kurda en el territorio nacional turco) y, más allá, a Turquía y a Medio Oriente, es el confederalismo democrático, una organización de la vida política basada en la asociación libre de municipios, comunas, asambleas populares, cooperativas y asociaciones de mujeres, trabajadores o estudiantes llamadas academias. Los tres pilares de este proyecto sin fronteras son la ecología, la democracia y la libertad de la mujer. El confederalismo democrático se teje progresivamente a partir de “relaciones comunales” entre asociaciones de mujeres, movimientos de jóvenes, grupos ecológicos y otras organizaciones cívicas, todas y todos autónomos.

Continue reading →